CÓMO AFRONTAR LA PRIMAVERA DE FORMA MÁS SALUDABLE
Finaliza la Semana Santa y las redes sociales se inundan de títulos como: “operación bikini”, “llega tonificado/a a verano fácilmente”, “batidos detox”, etc. Nuestra alimentación debe ser correcta durante todo el año pero tenemos la mala costumbre de sólo acordarnos de ella cuando comenzamos a quitarnos capas de ropa.
primavera, saludable
17288
post-template-default,single,single-post,postid-17288,single-format-standard,bridge-core-2.0.6,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

CÓMO AFRONTAR LA PRIMAVERA DE FORMA MÁS SALUDABLE

CÓMO AFRONTAR LA PRIMAVERA DE FORMA MÁS SALUDABLE

Finaliza la Semana Santa y las redes sociales se inundan de títulos como: “operación bikini”, “llega tonificado/a a verano fácilmente”, “batidos detox”, etc. Nuestra alimentación debe ser correcta durante todo el año pero tenemos la mala costumbre de sólo acordarnos de ella cuando comenzamos a quitarnos capas de ropa.

Una vez entrada la primavera comienzan las prisas por llegar a las vacaciones con la mejor forma física posible, las prisas nunca han sido buenas consejeras y en el caso de la alimentación, menos. Nutrirse con productos frescos es fundamental en cualquier época del año, pero en estos meses además, puede ser delicioso ya que verduras, frutas, legumbres y pescados se encuentran en su mejor momento. A continuación mostramos unas ideas para afrontar esta nueva estación de la mejor forma posible introduciendo alimentos de temporada:

  • Frutas: siempre prioriza la pieza entera ya que nos aporta más fibra y saciedad en lugar de zumos o batidos. En primavera tenemos fresas, fresones, kiwi, naranja, manzana, pera amarilla, piña y plátano.
  • Verduras: buena época para salteados cortos o cocidas con una fuente proteica en conserva para una cena rápida. Tenemos alcachofa (función depurativa), apio, coliflor, espárrago, espinacas, tomate, zanahoria y remolacha. 
  • Legumbres: ensaladas templadas de legumbres, plato ideal para cuando las temperaturas comienzan a subir poder introducir una fuente proteica vegetal de calidad en nuestra dieta. También un hummus con bastones de verdura. 
  • Pescado: un pescado a la plancha junto con una parrillada de verduras de temporada es una buena opción si comemos fuera de casa y no queremos desviaros de nuestros hábitos.
  • Cereales y pan: lo mejor es optar por cereales integrales, es decir, que conserven su grano entero.
  • Mantente hidratado: los requerimientos hídricos durante esta estación del año comienzan a estar aumentados por el aumento de temperatura. Usa agua, infusiones o jugos de frutas y hortalizas.
  • Actividad física: aprovechamos que los días cuentan con más horas de sol para realizar aquella actividad al aire libre que más nos guste. 

Si te encuentras motivado/a para realizar un cambio de hábitos alimentarios, llévalo a cabo de mano de profesionales del sector y no caigas en reclamos de dietas milagro o publicidad engañosa que puede afectar a tu salud y la de los tuyos.