HUERTO ESCOLAR
Continuamos con la programación de nuestro huerto escolar y en esta ocasión habíamos preparado una doble sesión con nuestros pequeños agricultores. La primera se desarrolló durante la tarde del jueves y nos tocó ponernos el mono de trabajo para llevar a cabo tareas como: replantación, retirada de malas hierbas, pintar vallas de madera, rellenar algunos caballones con fibra de coco y poner carteles informativos acerca de lo que crece en nuestro vergel. ¡Incluso cortamos nuestras primeras lechugas!
huerto escolar
17254
post-template-default,single,single-post,postid-17254,single-format-standard,bridge-core-2.0.6,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-19.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

HUERTO ESCOLAR

HUERTO ESCOLAR

Continuamos con la programación de nuestro huerto escolar y en esta ocasión habíamos preparado una doble sesión con nuestros pequeños agricultores. La primera se desarrolló durante la tarde del jueves y nos tocó ponernos el mono de trabajo para llevar a cabo tareas como: replantación, retirada de malas hierbas, pintar vallas de madera, rellenar algunos caballones con fibra de coco y poner carteles informativos acerca de lo que crece en nuestro vergel. ¡Incluso cortamos nuestras primeras lechugas!

Ya en la mañana del viernes, nuestros niños del Alquián esperaban ansiosos el taller teórico-práctico sobre la importancia de las frutas y verduras así como diferentes formas de tomarlas. Nuestro dietista-nutricionista les aclaró todas sus inquietudes acerca de estas familias de alimentos y explicó las propiedades nutricionales más destacadas.

Después de la teoría llegó la práctica y se realizaron unas ensaladas que como base contenían las lechugas que habían cortado la tarde anterior, además de unas mini-brochetas de fruta y tomate cherry. Todo lo elaborado fue degustado y quedaron encantados al descubrir nuevas formas de introducir vegetales y frutas en su día a día.

 

Tal fue el éxito del snack que los profesores no pudieron resistirse a probarlas.