LA FRUTA Y SUS MITOS
grupo caparrós, saludable, social, solidario
17662
post-template-default,single,single-post,postid-17662,single-format-standard,bridge-core-2.0.6,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

LA FRUTA Y SUS MITOS

LA FRUTA Y SUS MITOS

La fruta, ese alimento tan nutritivo y versátil, siempre ha estado (y sigue estando) rodeado de mitos que hacen que la población haga un mal uso de ella.

Sabemos que es un grupo alimentario muy completo, ya que aporta una cantidad de vitaminas, antioxidantes y fibra que hacen de la fruta un manjar para nuestro metabolismo: neutralizar radicales libres, tránsito intestinal, absorción paulatina de fructosa e hidratación. A menudo estos beneficios se ven desmitificados por bulos que corren como la pólvora entre la población, basados en el desconocimiento nutricional.

 

A continuación, mostramos los mitos que rodean a las frutas:

  • Zumo de limón en ayunas: ningún beneficio demostrado y podría dañar tu esmalte dental al impactar con tu dentadura.
  • La fruta produce diabetes: es totalmente incierto, si la persona es diabética, en este caso tan sólo debemos priorizar las frutas con piel, para aportar más cantidad de fibra y hacer que este azúcar simple de la fruta se absorba de forma paulatina sin hacer pico de glucemia en el organismo. Así como controlar la cantidad de piezas diarias.
  • De noche engorda: una naranja aporta lo mismo al organismo tomándotela por la mañana que por la noche. Es un mito más.
  • La fruta mejor sin piel: es un error aportar la fruta desprovista de su piel ya que ahí contienen diversos nutrientes, entre ellos la gran parte de fibra que nos ayuda al tránsito y a que la absorción de la fructosa como hemos comentado se realice de forma paulatina.
  • El plátano, fruta prohibida: tan sencillo como observar que una manzana (200g) aporta la misma carga calórica que un plátano (90g), sí es cierto a iguales cantidad es un poco más calórico el plátano, pero normalmente no tomas 3 plátanos en la misma ingesta.
  • Un zumo es igual a una fruta: en el zumo usamos más piezas de frutas (zumo de naranja= 4 naranjas) y le quitamos la fibra, al final lo que tenemos es una disolución del agua y azúcar de la fruta que al no contener fibra va a hacer que absorbamos su azúcar de forma rápida (no es aconsejable para el metabolismo) y también perdemos saciedad ya que con un zumo no masticamos.
  • Los zumos de fruta detoxifican: para detoxificar radicales y sustancias ya existen órganos (hígado, por ejemplo) que se encargan de este tipo de funciones. No tenemos que hacernos batidos verdes con miles de frutas y verduras para detoxificar o quemar grasas ya que no tienen ninguna utilidad.

En definitiva, cuando nos llega información hay que contrastar las fuentes y no podemos dejarnos llevar por ciertos bulos entorno a la alimentación que puede llegar a perjudicar nuestra salud. No hay fruta, de ningún tipo que no sea saludable, debemos aumentar la ingesta tanto en adultos como en niños y que forme parte de nuestro día a día al menos tres piezas diarias, que sean variadas y aprovechando la temporada de cada una de ellas.

Por lo tanto, disfruta de la fruta, tómala cuando quieras y fomenta su consumo en casa. Y si quieres un método mágico para mejorar tu composición corporal: cambia tus hábitos alimentarios a unos más saludables y… ¡MUÉVETE!